Proceso de diseño y cómo se involucran los clientes - Diseño de Marcas para coach o consultores de negocios
17059
post-template-default,single,single-post,postid-17059,single-format-standard,rad_rapidology,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Proceso de diseño y cómo se involucran los clientes

Está semana escribo un post que creo que a muchos colegas de la profesión se sentirán identificados. Con el tiempo he ido adquiriendo mi propio proceso de trabajo, que ha ido evolucionando hasta lo que hoy en día es en mi negocio.

Si piensas contratar a un profesional que se encargue del diseño de la imagen de tu marca, una de las cosas que debes conocer de él o ella es el método de trabajo. No todos trabajamos de la misma manera ni todos los proyectos que nos llegan se afrontan igual.

“Me gusta mucho involucrarme con cada uno de los proyectos de mis clientes, es por eso que tengo una planificación, que me ayuda a organizarme y meterme de lleno con cada uno de ellos.”

 

Al fin y al cabo, siempre estamos abiertos a que nos surjan imprevistos y que tengamos que adaptarnos a cambios, pero es bueno contar con una estructura previa que facilite las cosas entre los diseñadores y los clientes.

1. Conocernos

Lo primero que hago es tomar contacto con mi cliente mediante videollamada, asegurándome que seré capaz de cubrir todas sus necesidades y expectativas. Así tiene una idea más certera de como iremos trabajando todo el proceso del proyecto.

Una vez que nos conocemos, se coordina todos los items que involucra el proyecto, es necesario que el contar con la colaboración del cliente. Él se tiene que integrar de alguna manera en todo el proceso para que yo pueda entender realmente que es lo que quiere.

El es el portavoz de todo el proyecto, y si la comunicación no es fluida desde el comienzo, el proyecto no llegaría a buen puerto. Se necesita recibir un feedback adecuado, ya que no estoy en la mente del cliente y menos puedo pensar como él., pero como dicen los diseñadores debemos ponernos en la piel de quien nos contrata.

2. Análisis y briefing

Hay veces que el cliente tiene claro que es lo que quiere para su imagen de marca, pero otras veces que ha tocado que llega llenos de dudas, para ello tengo dos herramientas que las considero necesarias en el comienzo del proyecto y que ayudan a centrarse en que es lo que quieren.

Por un lado, un cuestionario de branding, que contiene una serie de cuestiones que te permite conocerte a ti mismo, a tu marca y lo que quieres expresar.

3. ¡Diseñamos!

Una vez que tengo toda la información necesaria y analizada, comienzo con el desarrollo del moodboard, que es una herramienta muy útil para ver visualmente a donde se aspira llegar con la marca.

4. Creación del diseño de la marca

Cuando se terminan los dos puntos anteriores ya he creado una buena base para empezar a trabajar sobre la propuesta de diseño en sí. Es hora de ponernos manos a la obra, de esta primera etapa del diseño, podrás ir viendo varios bocetos o propuestas, e intercambiando opiniones, que en este punto me ayudará para asegurarme que voy en buena dirección ir definiendo pautas y cambios que vayan puliendo detalles del diseño, y avanzando hacia la imagen de marca profesional que deseas.

También, en esta etapa diseñare el manual de identidad con todas las especificaciones básicas que tendrá el cliente siempre a mano para que esté lleve de forma coherente y correcta todas las aplicaciones de la marca.

5. Diseño complementario de la marca

Una vez que tengamos definida la imagen de la identidad corporativa, ahora toca el turno de diseñar todos los elementos complementarios que comprenden la identidad visual (papelería, redes sociales, publicaciones online, banners, web, etc) para así dar forma más tangible a cómo se mostrará la marca.

6. Entrega y cierre

En cada proyecto que me propongo siempre tienen un cierre, es para el bien del cliente como el mío, así no se hacen esas largas entregas. Si surgen nuevas ideas, las involucro como nuevos proyectos, y por lo tanto, son nuevos contratos.

En cada entrega, le facilito al cliente todo el material creado sea tanto en soportes analógicos o digitales previstos, con todos los elementos que necesita para utilizar en tu identidad visual o web. Por otra parte, también le ofrezco una reunión de consultas o dudas para que cada uno pueda valerse por sí solo a la hora de aplicar cada uno de los elementos.

Como ves, suele ser un proceso muy largo, pero con ello no sólo consigo que mis clientes se involucren al 100% x 100% en la creación del diseño y como va a quedar el resultado final de la mismo.

Si tienes alguna duda en como escoger tu diseñador, te invito a que leas este post para que te ayude a seleccionar la persona adecuada para tu proyecto y si piensas que soy esa persona, no dudes en escribirme. Estaré encantada de poder ayudarte.

¿Y QUÉ ESTAS ESPERANDO PARA CREAR UNA IMAGEN DE MARCA PODEROSA?

Suscríbete a mi comunidad y te daré tips e ideas para que crees una imagen de marca auténtica, coherente y única.

You have Successfully Subscribed!

No Comments

Post A Comment